Saltar al contenido.

El de al lado

«El comensal de al lado comienza a tocar unos arpegios cortos, interpretados con un laúd en forma de pera. El plectro con el que pulsa las cuerdas es nuevo, lleva la capa de laca puesta por el fabricante para proteger la tersa superficie de marfil. Es un poco menos gordo que el otro, y no usa bigote, ni chiva […]»

No había visto los bigotitos, ni la chiva de éste.
Sin embargo, imaginé el plectro, quizás con exageración.


El banquete se completa con otros tres comensales —dos de espaldas, uno de perfil— y dos geishas. En manos del comensal de perfil, vislumbré un palo de lluvia, pero en el montaje pude observar que era un toc-toc o clave.

A veces busqué, como única referencia para
efectuar el encastre de las piezas, una fibra del papel.


siguiente

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: