Skip to content

The gaki who came to dinner

CUANDO ARTIE ZIFF termina de leer la novela de Jonathan Franzen, Lisa dice «Oh, gracias por leerme Las Correcciones. Me hace sentir mejor con mi propia familia». Algo parecido pasa al terminar de leer Investigaciones en masa. Junto a la descripción del Gaki-zöshi, rollo narrativo japonés del siglo XII, se va construyendo el relato familiar del narrador. El desgarro une las tramas, por un lado la pérdida del texto del Gaki-zöshi impide saber cuál era la historia de esos fantasmas hambrientos dibujados, por el otro los recuerdos familiares —parafraseando a Goya— producen monstruos. Monstruos que van minando la escritura, la novela se va volviendo autorreferencial, la urdimbre de las tramas se tensa hasta casi romperse, todo se enrarece, uno se pierde en un encierro de las ideas para que de pronto, a la vuelta de un pasillo, todo se unifique en un gran giro de la historia.
Dice Borges en uno de los epígrafes de la novela: «Las investigaciones en masa producen objetos contradictorios». Éste es uno de ellos.

Por Gerónimo Unibaso
website: El espacio real
Esto no es una revista literaria Nº 6

Otras lecturas

Ilustración: LOS SIMPSON Temporada quince, cap. XIV ● The Ziff Who Came to Dinner

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: